Implantes osteointegrados: la clave para una sonrisa duradera

¿Qué son los implantes osteointegrados y por qué son la mejor opción para ti?

En Laborprothesis, entendemos la importancia de una sonrisa saludable y funcional. Los implantes osteointegrados son una solución avanzada y duradera para reemplazar dientes perdidos y representan una de las mejores opciones para nuestros pacientes. Estos implantes consisten en un pequeño tornillo de titanio que se inserta en el hueso maxilar o mandibular, actuando como una raíz dental artificial.

La razón por la que un implante osteointegrado es una opción superior radica en su capacidad para integrarse de manera natural con el hueso, proporcionando una base estable y duradera para coronas, puentes o prótesis completas. Al elegir un implante osteointegrado, obtienes una solución permanente que elimina la necesidad de reemplazos frecuentes y asegura que puedas masticar, hablar y sonreír con confianza. Además, los implantes osteointegrados ayudan a prevenir la pérdida ósea, manteniendo la estructura facial y mejorando tanto la estética como la funcionalidad oral.

¿En qué consiste el proceso de osteointegración?

La osteointegración es un proceso biológico crucial para el éxito de los implantes osteointegrados. En Laborprothesis, diseñamos y fabricamos cada componente del implante con precisión para asegurar una integración perfecta. Este proceso comienza con la inserción del tornillo de titanio en el hueso maxilar o mandibular. Posteriormente, el hueso circundante comienza a crecer y a fusionarse con la superficie del implante, lo que puede durar varios meses.

Durante esta fase, es esencial seguir las instrucciones de cuidado postoperatorio proporcionadas por el dentista. Mantener una buena higiene oral, evitar ciertos alimentos y asistir a todas las citas de seguimiento son pasos cruciales para asegurar que el implante se integre correctamente. Una vez completada la osteointegración, el implante se convierte en una parte estable del hueso, listo para soportar la restauración dental definitiva que fabricamos con la más alta calidad en nuestro laboratorio.

¿Pueden fracasar los implantes osteointegrados? Causas

Aunque los implantes osteointegrados tienen una alta tasa de éxito, existen situaciones en las que pueden fracasar. En Laborprothesis, nos esforzamos por minimizar estos riesgos mediante un diseño y fabricación meticulosos, así como proporcionando información detallada sobre el cuidado postoperatorio. Algunas de las causas comunes de fracaso incluyen:

  • Infección: La falta de higiene adecuada puede llevar a infecciones que comprometan el proceso de osteointegración.
  • Calidad y cantidad del hueso: La falta de hueso suficiente o de buena calidad en el área del implante puede impedir una integración adecuada.
  • Hábitos perjudiciales: Fumar, por ejemplo, puede afectar negativamente la cicatrización y aumentar el riesgo de fracaso del implante.
  • Sobrecarga: La aplicación de una fuerza excesiva en el implante antes de que se complete la osteointegración puede causar su falla.
  • Problemas médicos subyacentes: Enfermedades sistémicas como la diabetes no controlada pueden interferir con el proceso de cicatrización y la osteointegración.

Trabajar estrechamente con tu dentista y nuestro equipo en Laborprothesis es fundamental para minimizar estos riesgos. Realizamos una evaluación exhaustiva antes del procedimiento y ofrecemos un seguimiento riguroso después de la cirugía para asegurar el éxito a largo plazo de tu implante osteointegrado.

En Laborprothesis, diseñamos, fabricamos y reparamos prótesis dentales con el más alto estándar de calidad. Nuestro conocimiento y exepriencia nos ha llevado a ser líderes en el sector. Nuestro compromiso es facilitarte tu práctica diaria con soluciones dentales duraderas y efectivas.